top of page

La Bitácora del Trotamundos: Nuestras actividades en Riviera Maya.

Actualizado: 15 feb

Hola Trotamundos!!


Continuando con este increíble recorrido por la Riviera Maya, ahora los llevaremos a que nos acompañen, a conocer las distintas actividades que realizamos en nuestra visita, a estos inolvidables destinos del Caribe Mexicano, ¡Síganme en la Bitácora del Trotamundos! 



Día 1:  Recorriendo Chichén Itzá


Chichén Itzá. La pirámide más emblemática dentro de la península del yucatán, es conocida como El Castillo o templo de Kukulcán. Durante el equinoccio de primavera y otoño, se produce un fenómeno conocido como la “El descenso de Kukulcán”. En estos días, la sombra proyectada por la pirámide, crea la ilusión de una serpiente descendiendo por la escalinata principal 


En Chichén Itzá, participamos en una variedad de actividades emocionantes y enriquecedoras.

En primer lugar, exploramos las antiguas ruinas de Chichén Itzá, donde admiramos su variedad arquitectónica que aún se preserva en cada uno de sus muros. Fuimos guiados por un guía local que nos proporcionó una serie de información detallada de la historia y la arquitectura de este impresionante sitio arqueológico, pudimos admirar de cerca la pirámide de Kukulcán, al estar en ella y darle un saludo aplaudido, nos llegaba una respuesta de la misma, sin importar en qué parte nos encontráramos, quedamos totalmente sorprendidos, fue una experiencia inolvidable, también almorzamos con gente autóctona de la zona, admirando la localidad de sus platillos, llevándonos el ADN de la gastronomía mexicana en nuestros corazones. 



Día 2: Pueblo Valladolid 


En Nuestra visita a Valladolid, al pasear por sus calles, logramos conocer más de su historia,  haciendo la primera parada en la plaza principal, el parque Francisco Cantón Rosado, en el centro de esta admiramos la belleza colonial de este mágico destino, empapándonos de la variedad arquitectónica que nos ofrece el lugar, rodeados de  múltiples colores, música, y platillos típicos de la zona. Continuamos el recorrido y nos encontramos con la iglesia de San Servacio, lo primero que nos llama la atención es su gran tamaño, ya que es muy similar a las catedrales, pero no lo es debido a su ubicación, sin embargo por dentro su singular diseño, nos invita a conocer más de ella y quedándonos unos minutos en silencio sin dejar de admirarla. 



Día 3: Isla Mujeres, aventura en el museo sub-acuático de arte 


Detrás del nombre Isla Mujeres, existe una historia fascinante, que se remonta en la época prehispánica, donde los mayas le rendían culto a la diosa Ixchel. Cuenta la leyenda que este lugar era sagrado, donde las mujeres iban hacer ofrendas, y pedir por la fertilidad y protección en el parto. 


Nuestra aventura en Isla Mujeres vino acompañada por el museo sub-acuático de arte, se caracteriza por sus aguas cristalinas y porque tiene una galería acuática única en el mundo. Comenzamos navegando en un bote que nos lleva a la ubicación exacta del museo,una vez debajo del agua nos encontramos rodeados de más de 500 esculturas sumergidas, que están hechas con un material que fomenta el crecimiento de los corales y la vida marina. Mientras exploramos el museo, quedamos totalmente encantados con las diferentes obras, desde figuras humanas, automóviles y animales marinos. Durante la aventura nadamos junto a una variedad de vida marina, tortugas, peces tropicales y rayas, sin duda fue una experiencia increíblemente apasionante, que nos dio la oportunidad de apreciar la belleza del fondo marino. 




Día 4:  Ruinas de Tulum 


¿Sabías que? La palabra Tulum significa, “muralla” en maya, y la razón de su denominación viene dada por el recinto fortalecido que rodea el perímetro de la ciudad. 


Este lugar sin duda nos cautivo desde el primer momento, ya que nos llevó de inmediato a un  viaje por la historia. Comenzamos nuestro recorrido explorando el sitio arqueológico, encontrándonos con diferentes esculturas, vestigios y templos, logrando admirar la belleza de los años plasmada en sus muros, luego visitamos las playas,donde no pudimos dejar de admirar lo turquesa y cristalinas que son, sin duda fue nuestro momento para dejarnos llevar y desconectarnos por unos minutos, los sonidos de las olas fueron nuestro mejor aliado para lograrlo, no podemos encontrar palabras para describir la sensación, solo diremos que debes vivirlo para entenderlo. Finalmente fuimos a uno de los cenotes más populares de Ruinas de Tulum, se llama Cenote Dos Ojos, y es uno de los más buscados entre los que realizan buceo, ya que tiene una gran variedad de vida marina y formaciones rocosas subacuáticas, al sumergirnos en el, admiramos su color turquesa potente, rodeados de todo tipo de colores verdes y la luz que entraba nos dejaba boca abiertos. Sin duda nadar en esas aguas nos dejó sumamente emocionados ya que la experiencia fue única.





6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page